parallax background
 

Periodoncia


La enfermedad periodontal o piorrea es la principal causa de pérdida de piezas dentales sanas en adultos, ya que afecta a la encía y a la estructura de soporte de los dientes.

El síntoma principal que usted debe conocer para hacer una detención precoz de la enfermedad, es el sangrado de la encía.

RECUERDE: UNA ENCIA SANA NO SANGRA.

Por eso, ante cualquier duda, consúltenos, un diagnostico precoz evita que la patología sea más severa.

Preguntas frecuentes

¿Qué es la periodoncia?

La periodoncia es el campo de la odontología que se encarga de dar tratamiento y solución a las llamadas enfermedades periodontales. Estas patologías afectan a más de la mitad de la población mayor de 35 años y es la principal causa de perdida dental en adultos.

¿Qué son las enfermedades periodontales?

Las enfermedades periodontales son aquellas que afectan al tejido que sirve de soporte a nuestros dientes, es decir, las encías, y están causadas principalmente por bacterias. Las enfermedades periodontales se dividen en dos en función del estado de la enfermedad: gingivitis y periodontitis.

Gingivitis: en este momento, la infección afecta solo a la encía que se inflama, enrojece y empieza a sangrar. Este proceso es reversible detectado de forma temprana.

Periodontitis: si la gingivitis no se trata a tiempo, la enfermedad deriva hasta convertirse en una periodontitis.

Además de los anteriores signos que hemos visto en la encía, la infección penetra por debajo de la encía formando bolsas periodontales, atacando la raíz y el hueso que sujeta el diente pudiendo provocar incluso su perdida. La periodontitis es irreversible y, además, puede repercutir negativamente en ciertos aspectos de nuestra salud general.

¿Cuáles son las causas?

La principal razón es la acumulación de bacterias entre la encía y los dientes. Es importante destacar que si no se retiran los restos de alimentos, se convierten en placa bacteriana. Con el paso del tiempo, esta placa se transforma en sarro pudiendo llegar incluso a introducirse por debajo de las encías. En ese punto, solo un odontólogo puede retirar ese sarro. Por eso, es necesario tener unos hábitos bucodentales correctos y utilizar las técnicas apropiadas de cepillado.

¿Cómo puede identificarlas?

Las enfermedades periodontales no suelen causar dolor. Unas encías rojas, inflamadas o que sangren pueden ser algunos de los primeros signos de alarma, aunque también tener mal aliento o que los dientes parezcan “sueltos” puede ser un reflejo más avanzado de la enfermedad. El diagnostico final debe realizarlo el odontólogo o periodoncista. De igual manera, si detectamos alguno de estos síntomas, lo mejor es acudir a la clínica para que nos puedan hacer una valoración.

¿Cuál es su tratamiento?

Si nos encontramos en la primera fase de la enfermedad, es decir, si el paciente presenta gingivitis, el tratamiento consiste en realizar una limpieza dental profesional en clínica para eliminar la placa bacteriana y el sarro acumulado en nuestros dientes. Es fundamental que el paciente se implique en la prevención de esta patología a través de unos correctos hábitos de higiene.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Son numerosos los factores de riesgo asociados a esta enfermedad:

Tabaco
Los tejidos bucales están expuestos a una alta dosis de nicotina. Esta sustancia provoca una disminución de los signos relacionados con la periodontitis, tales como el sangrado, el enrojecimiento o la inflamación, con lo que dificulta su diagnostico. Sin embargo, un fumador tiene mayor pérdida ósea, bolsas periodontales más profundas y mayor riesgo de recesión de las encías.

Cambios hormonales en la mujer
Es frecuente que los cambios hormonales que sufre la mujer en diferentes momentos de su vida provoquen alteraciones en las encías que se vuelven más sensibles.

Diabetes
Las personas que sufren diabetes tienen mayor riego de desarrollar infecciones, entre ellas periodontitis. Mientras que las personas con periodontitis pueden aumentar la resistencia a la insulina.

Estrés
El estrés puede provocar que el cuerpo tenga más dificultad para luchar contra las infecciones, como por ejemplo, una enfermedad periodontal.

Ingesta de medicamentos
Ciertos medicamentos, como los antidepresivos, pueden afectar a la salud bucal porque disminuyen la producción de saliva, que es un agente higienizante.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies